Tips saludables para tu lugar de trabajo

fotoArtTrabajoSaludableEn nuestro trabajo estamos gran parte del día, hay quienes dicen que es su segundo hogar, en ocasiones tenemos muy claro que hacer para llevar una vida saludable o para conservar tu figura, pero en ocasiones no, o incluso se cruzan muchos antojos en el camino, desde la máquina expendedora de dulce, los pasteles de cumpleaños en la oficina, comidas de amigos, etc.

 

A continuación te compartiremos 9 Tips prácticos que te ayudarán ser una persona saludable y lograr perder peso o mantenerte, aunque te encuentres trabajando y el ambiente no sea el más adecuado para lograr tus metas:

  1. No tengas en tu escritorio u oficina alimentos que no te convienen como galletas, dulces, donas, chocolates, jugos industrializados, etc. Ya que cuando tengas hambre los buscarás ansiosamente para devorarlos propinándote un “atascón” de comida basura que no te conviene para nada.
  1. Cómprate una lonchera y recipientes pequeños que te gusten mucho para llevar tu lunch a la oficina de tamaño suficiente para que pueda contener la comida que programaste para todo el día, que por lo general incluya tu comida y tus colaciones o snaks saludables para que no pases hambre entre comidas. De ésta manera podrás controlar el tamaño de las porciones, la preparación de tus alimentos y llevar una dieta más sana y nutritiva que te deje satisfecho y con energía para seguir trabajando. Seguramente habrás notado que cuando haces comidas muy copiosas, llena de grasas y con alto contenido de carbohidratos refinados, regresas a tu escritorio aletargado, con sueño y con ganas solo de irte a tu cama a dormir; es muy diferente una comida equilibrada y balanceada repleta de vegetales y comida viva con gran colorido que te proporcione todos los nutrientes que tu cuerpo requiere para continuar con la jornada laboral.
  1. Procura ser más activo, elige las escaleras en lugar del ascensor, camina hasta el lugar de tus compañeros, en vez de llamarles a su extensión, toma pequeños descansos cada 2-3 horas para estirarte, relajarte y hacer un breve ejercicio de meditación si acaso encuentras un lugar con cierta privacidad para que te aísles y te puedas concentrar (el automóvil por ejemplo). Está demostrado que el estrés nos conduce a comer en exceso y puede hacer que engordes.
  1. Ten a la mano una botella de agua de 1 litro cuando menos y procura volver a llenarla al menos cada 3 horas y aprovecha para seguir moviéndote por la oficina.
  1. Lleva contigo en el bolso, mochila o en tu cajón del escritorio, pequeños snacks saludables como nueces, semillas de girasol o de calabaza, cacahuates naturales, arándanos, pasitas, frutas que no necesiten pelarse como manzanas, guayabas, ciruelas, duraznos, etc. Estos alimentos son ideales para consumirse entre comidas ya que te aportan nutrientes, fibra y energía y son 100 % más saludables que los productos de la máquina vendedora. Solamente ten cuidado de no excederte en la cantidad, simplemente da pequeños bocaditos entre comidas.
  1. Procura comer la mayor parte del tiempo en la oficina, si cuentas con comedor dentro de la empresa y de vez en cuando sal a comer a restaurantes o fondas con tus compañeros ¡Nada está prohibido! Ten en cuenta que vayas donde vayas siempre vas a tener opciones para elegir alimentos saludables en la carta o menú, también puedes preguntar al mesero opciones. Una recomendación extra al respecto es aplicar los siguientes 3 principios de la alimentación:a) elige los alimentos más nutritivos y saludables como sopas de verduras, ensaladas, pollo o pescado;b) escoge alimentos que estén preparados a la plancha, al vapor, con mínimo contenido de grasas yc) determina la porción más adecuada para ti, o comparte algún plato con un compañero de trabajo. No tienes que acabarte el plato si ya estás satisfecho, no es de mala educación como nos decía nuestra mamá o abuelita.
  1. Si tienes oportunidad de caminar algunos minutos después de la comida sería fantástico, regresarás a tu lugar de trabajo cargado de energía para continuar tus labores.
  1. No te sientas comprometido a comer o beber lo que los compañeros de trabajo te inviten solo por pertenecer al grupo y no perder el status quo. Ama tu cuerpo y decide que no quieres comerlo no porque no debes hacerlo, hay una gran diferencia en esta forma de expresar lo que queremos.
  1. Busca hacer equipo con personas que tengan los mismos objetivos en relación al estilo de vida saludable, promuevan torneos de actividades deportivas después de la oficina, compartan información sobre noticias de nutrición y acondicionamiento físico, estrategias para generar hábitos saludables, etc.

Para cerrar con broche de oro lo mejor es que tengas el hábito de hacer ejercicio , fuera del trabajo, en tus ratos libres, eso garantizará un estilo de vida sano, lo cual te ayudará en todos los aspectos de tu vida.