7 Tips para mejorar la circulación de tus piernas



1. Actividad física frecuente
. Lo mejor es realizar algún tipo de ejercicio, como caminar, correr, bicicleta o natación, donde se ejercitan los músculos de las piernas para mejorar la circulación.


2. Drenaje linfático manual. Puedes hacerte o acudir a que te realicen este masaje especial, con el cual se ayuda a eliminar el líquido en exceso que hay en el organismo y a mejorar la circulación en tus piernas.

3. Ejercicios en casa u oficina. Existen ciertos ejercicios muy fáciles de realizar que te ayudarán a mejorar la circulación, como caminar en puntas de pie, mover los dedos, apoyarse alternativamente sobre las puntas y sobre los talones, mover las puntas de los pies hacia fuera y hacia adentro, acostarse y elevar los pies.

4. Vestido y calzado. Utiliza ropa cómoda que no te oprima, no uses tacones muy altos y, si debes estar mucho tiempo de pie, procura usar medias o calcetas que sirvan para mejorar la circulación.

5. Alimentación. La sangre circulará mejor si consumes alimentos ricos en potasio, como frutos secos y algunas frutas (plátanos). No comas demasiada carne, ya que la grasa no favorece la circulación de la sangre. Incluye fibra en tu dieta, así como alimentos ricos en vitamina B y C.

6. Altas temperaturas. Evitar el calor directo sobre de las piernas, estufas, sol, depilación con cera caliente, te ayudará a mejorar la circulación en tus piernas.

7. Duchas. Cuando tomes un baño, procura intercalar agua fría y caliente en (siempre acabando con la fría), lo cual te ayudará a estimular la circulación sanguínea. Puedes tener muy buenos resultados también en una bañera.

Si deseas prevenir muchos y futuros problemas en tus piernas, es importante que tengas un estilo de vida saludable y corrijas aquellos hábitos que no te ayuden a mejorar la circulación sanguínea, tanto de tus piernas, como en el resto del cuerpo, para verte y sentirte muy bien.